lunes, 26 de mayo de 2008

Los que fingen amistad

La amistad es un delicado cristal que se rompe con facilidad

Conscientes de su fragilidad extrema debemos cuidar constantemente nuestras manifestaciones.

Aquello que exteriorizamos, deja de ser parte del acervo de nuestra intimidad y pasa a ser de dominio público
En otras palabras, sale de nuestro interior y queda expuesto a la manipulación de los demás

Ya decía José Hernández con esa sabiduría gauchesca que

Los hermanos sean unidos
porque ésa es la ley primera
Si entre hermanos se pelean
los devoran los de afuera
La amistad que se quiebra al menor soplido de viento,
no era verdadera
no estaba cimentada en sentimientos sinceros

Una de las partes engañaba
La otra era engañada
El engaño y la mentira son las armas predilectas de los acomodaticios
Seres que se arriman por interés
Que te llenan los oídos de palabras almibaradas
Que se dedican con especial ahinco a alabarte y a aplaudir todas tus ocurrencias
Que parlotean y revolotean constantemente en tu derredor cuando aún les sirves para algo
Te dirán, entre otras cosas, que eres su amig@ favorit@, preferid@, únic@
Por un tiempo –el necesario hasta que se verifiquen sus propósitos ocultos- serán tu cohorte: siempre ad latere, siempre próximos

Me recuerdan a las aves carroñeras

Y por fin, cuando ya has configurado todos sus designios, cuando ya no les eres útil, te abandonan a tu suerte.
Se alejan de ti.
Pero no de forma simple o anodina
No
Necesitan calmar la sed de su conciencia o aparentar inocencia ante la mirada de

los otros

No faltará mucho para que murmuren sobre ti
No tendrás que dar demasiados pasos para toparte con sus infundios, sus alardeos conspiranoicos.
Pasarás a ser mala palabra en sus labios
Te convertirás en una enfermedad contagiosa
Te adjudicarán defectos por doquier
Todo vale con tal que sus conciencias queden limpias y brillantes hacia fuera
Cuestión de apariencias
Simplemente

Sigue volando libre, y alto
Sique con tu cabeza erguida

1 comentario:

PATY dijo...

EXCELENTE ARTICULO, FELICIDADES MIRTHA , ME ENCANTO TU BLOG.
HAY QUE DARLE PUBLICIDAD