viernes, 21 de junio de 2013

Réquiem del primer encantamiento





Autora: Mir Rodríguez Corderí



Veníamos pensándolo en secreto

Como artífices que somos del silencio

Dándole forma cada cual a su manera

Lejos del bullicioso colmenar inmenso

De voces, risas y pasos en la acera

Que es como decir: lejos de todo.

Felizmente evitamos  el intento

De esculpirnos antes en la cera

De  la imaginación. Y de ese modo

El impacto fue mayor y más intenso

La  realidad  fue mejor de lo que era

En la dual  fantasía del pensamiento.

Descendí pronta al ritual del  incienso

Y procuré  perfumar sobretodo

el aire-vendaval que nos trajera

esas ganas de hacer los dos un verso.

También el calendario se distrajo

-Las curvas que deforman el recodo-

Para tí  finales  de  primavera

Para mí invierno en su comienzo.

Las letras del  papel cayeron bajo

Se hundieron en un espeso lodo

Para brotar en blanca enredadera.

Un esfumino borró ya el recuerdo

Una campana que no tiene badajo

tocó un mudo final de cuasimodo

sin pascuas ni ansias ni  remedo.

No te reconozco si pasas a mi vera,

El afán por compartir se vino abajo.

No te sé ni me sabes. No me ves ni te  veo.

3 comentarios:

Pedro Alejandro Iñigo dijo...

Bello poema de un imposible y saludable encuentro que solo sirve a eso, a vivir para poder cerrar los ojos y disfrutar del recuerdo.

Ángel Saiz dijo...

Sensibilidad por todas partes, la magia de apreciar lo que se ama, aunque no se tenga siempre.
Feliz 2016 Mir. Un abrazo enorme

Dos Mentes, Idea y Media dijo...

Hola Ángel, agradezco que mis letras están bajo tu extrema sensibilidad.
Besos
MIR