martes, 18 de junio de 2013

Certidumbre que un cuerpo es magia




Certidumbre que un cuerpo es más que un cuerpo.
Más que una sinuosidad, a veces suave,
que se puede descender despaciosamente
como a las dunas.
Más que una madeja de latidos
que se puede enredar y desenredar
bajo el tono dúctil de las pasiones
Y aún más que la huella voluble
del perfume de una piel
que las caricias erizan,
irritan o apaciguan
durante la curva del deseo.
Certidumbre que un cuerpo es también un nombre,
que se susurra a la distancia
con algo de nostalgia.
Una sucesión de momentos que la memoria
no se cansa de revivir.
Que es vocación de permanencia
que hace que la palabra siempre peque de insuficiente.
Que es por sobre todo magia

Mir Rodríguez Corderí

3 comentarios:

Pedro Alejandro Iñigo dijo...

Un cuerpo es el envoltorio de nuestras frustraciones, nuestras ilusiones y nuestros deseos. Si ese cuerpo además nos considera el nuestro algo parecido, ese cuerpo se convierte en el envoltorio del Universo para toda la eternidad de un perfecto orgasmo que no solo es fisico, es holistico.

Ángel Saiz dijo...

Un cuerpo es más que un cuerpo, es reflejo de nuestra alma, somos nosotros en diferentes etapas, como muy bien dices, es pura magia.
Un abrazo.

Ángel Saiz dijo...

Un cuerpo es más que un cuerpo, es reflejo de nuestra alma, somos nosotros en diferentes etapas, como muy bien dices, es pura magia.
Un abrazo.