domingo, 21 de febrero de 2010

Dos Mentes, Idea y Media: Una mirada en la literatura: los mundos paralelos

Dos Mentes, Idea y Media: Una mirada en la literatura: los mundos paralelos

1 comentario:

yossaff dijo...

Querida Mirta y demás amigos;

Un asunto más que interesante el que nos planteas esta vez. A tu pregunta bastaría responder con un sí rotundo... pero estoy convencido de que en esta ocasión se hace necesario argumentar la respuesta.

La Historia nos ha demostrado como es la idea original del narrador la que da paso a la realidad posterior de la fantasía. Aquí tendría total validez el axioma "Creer es crear". Y es que la mente es capaz de hacer realidad nuestros sueños más increíbles.

La Ciencia siempre va a remolque de la fantasía. Es la idea, el sueño... la magia, lo que hace que nuestro deseo se haga realidad. Ya lo anunció el Maestro: "Si tenéis un grano de mostaza de fe, le diréis a la montaña que os siga, y ésta os seguirá". Nada es imposible, absolutamente nada. Sólo requiere que estemos totalmente convencidos de que se puede hacer.

La literatura es pues, el proyecto, el mapa, o si se prefiere, el plano de lo que ha de acontecer, ya sea en forma de tiempo, o lo que esto significa para nosotros, ya sea mediante otros "universos paralelos", existentes en un cosmos indefinible por naturaleza, o mejor dicho, por nuestra incapacidad de descripción de lo que desconocemos.

La teoría de todas las cosas, está basada no en la experiencia en sí, sino en lo que intuimos que debería suceder de acuerdo a nuestro sistema racional. Un sistema que no es único ni exclusivo, y por tanto, no exento de "fallos genéticos", o quizás de una "programación limitadora" que impida acceder al "lenguaje fuente" que posibilitaría conocer la razón de todo.

Es por ello que la literatura forma parte de un "sistema operativo" que nos permite acceder allí donde la lógica de la razón no puede acceder, y por tanto, conocer aspectos que de otra manera nos resultaría casi imposible de conseguir. La literatura, además, nos permite ejercitar una parte de nosotros que nos conecta con todo el universo, al poner a nuestro alcance herramientas que no precisan de la lógica de la razón.

Negar la influencia de la literatura en todo lo que nos rodea, ya sea racional o paranormal, ficción o realidad, es como negar la existencia del aire, por el solo hecho de resultar invisible a nuestros ojos.

Un fraternal abrazo,

José Luis Giménez
www.jlgimenez.es
jlgimenez@jlgimenez.es