lunes, 9 de septiembre de 2013

PUENTES





Hay un puente de mi alma a tu alma
Aguas diáfanas corren debajo
Nos reflejamos en ellas
para ver el rostro que trajimos al mundo
Hay un puente que es toda la calma
Que en el dolor tomamos como atajo
Hacia el sol o las estrellas
Para superar problemas en un  segundo.

Hay un puente de mi cuerpo a tu cuerpo
Aguas tempestuosas lo atraviesan
Se nos erizan  las pieles
Ante  lo impetuoso de su  corriente
Hay un puente  pluscuamperfecto
Donde fuertes pasiones arrecian
Y nos llevan las  mieles
A una  consumación más que  ardiente.

Hay un puente que ves desde tu ventana
Allí, donde tú estás
Que a partir de estos versos
Sólo pensarme sabrás
Cada vez que  de besos
Se te llene el mirar
Y yo sea  tu mejor  fantasía britana

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Soberbia forma de expresar la distancia y la prueba de que no existe tal, si ambos latimos en un solo corazon.

Mauricio

Santiago Pablo dijo...

Sean acordes
De una lejanía distante
Aquel bramido
Que nuestros enseres rudimentarios
Dieron en prevalecer
Al sernos requerido al adversario
Y sin sernos relamidos
No vimos el instante
Por ser cobardes…
De dejarnos llevar por el adiós…

Dos Mentes, Idea y Media dijo...

Tú y yo sabemos que eso es tan así, Mau. Es una realidad difícil de explicar, incluso de comprender. Pero ES. Ahora cada vez que mires el Támesis o el puente, me tendrás ocupando tu pensamiento por entero. Como si yo estuviera fisicamente ahí, en Londres No en balde nos extrañamos tanto cuando pasan las horas y no nos podemos decir todo lo que queremos decirnos.
MIR

BigBoss dijo...

Bellas letras, bella Mir.
Un beso en tu alma de mujer...