domingo, 11 de noviembre de 2012

POEMÁNDOTE





POEMÁNDOTE


Hundiéndome
En la espesura celeste de tus ojos
Perdiéndome
En el  ovillo tibio de tus brazos
Ocupándome
de satisfacer  todos tus antojos
para verte feliz,
amorcito mío

Durmiéndome
Sobre  la tersura de tu hombro
Despertándome
Con tu costado a mi costado
Ingeniándome
Para provocar tu asombro
Y así hacerte feliz,
Amorcito mío

Hallándome
En la selva grisácea de tu pelo
Refugiándome
En el pocito rosado de tu vientre
Mirándote
Cada vez que me desvelo
Trocito por trocito
De tu rostro y tu cuerpo,
Amorcito, amorcito.

Hundiéndome y perdiéndome
Hasta llegar a tu médula
Durmiéndome y despertándome
Contigo siempre cerca
Hallándome y refugiándome
En toda caricia trémula
Ocupándome e ingeniándome
Para tenerte conmigo,
Amorcito
Amorcito mío


MIR

1 comentario:

Fernando Herrera dijo...

Mirta, sencillamente encantador. Musical, tierno, con la extensión justa para hacer vibrar fibras íntimas, como cuerdas de arpa del olimpo hacen temblar a un diapasón ajeno; espectador furtivo.